miércoles, diciembre 29, 2004

El porque del viento...

Viento porque el viento me trajo aca, a Roma, y aca me dejo. Viento porque el viento me hizo conocer a Maximo, y a su lado me dejo. Viento porque vi que las rafagas llegaran, y me dejé llevar. Y no me arrepiento, nunca me arrepenti despues de casi tres años. Queria vivir cosas nuevas, sentir un aire distinto golpendo mi cara, encontrar un lugar en el mundo, y lo encontre.
En el medio de mi decision repentina de irme de Argentina me preguntaban, adonde vas? y yo siempre dije "Adonde el viento me quiera llevar". Gracias!!!!.

1 comentario:

Julio dijo...

Siempre me gusta ir a los inicios de los blogs, para conocer el espíritu con el que se inician.
La metáfora del viento (y la realidad del sentimiento del viento, supongo) me parece extraordinaria y bella.
He llegado aquí... de blog en blog, de comentario en comentario, de amigo en amigo...
Muchos besos, mucha suerte en ese segundo viaje a Argentina...