sábado, abril 02, 2005

Pidió solo un tiempo más, el tiempo de dar la bendición el Domingo de Pascua.
Y tuvo esa gracia.
En el camino lo vimos sufrir, lo vimos llorar por no poder decir una palabra..
Y con eso sufrimos un poco todos.
Hoy esa luz que nos alumbró durante casi 27 años se apagó.
Ahora es mas fuerte lo que nos enseñó que el arraigo terrenal.
Y por eso no siento tristeza.
Al inicio dijo al mundo "non avete paura!" (no tengan miedo!)
Y no tengo miedo, solo lo pienso, lo recuerdo, y sonrío, y digo Gracias, por todo lo que hizo.

3 comentarios:

Paula dijo...

non avete pavura, y con esa serenidad, no podiamos darnos el lujo de sentir temor.

creo q fue un ejemplo de vida, de humanidad, de paz.

me sumo a ese gracias Mar, enciendo una vela para extrañarle menos, y abrazo a tantos q en esa plaza y en cada rincon del mundo, le vamos a recordar con una sonrisa en el alma.

Pau

Caro dijo...

"El verdadero amor es un amor casto. La castidad nos ofrece una esperanza sólida para enfrentar a las fuerzas que amenazan a la institución familiar y, al mismo tiempo, liberar a la humanidad de ese azote devastador que es el sida.”

(Curiosa fórmula propuesta por el papa Juan Pablo II para combatir el HIV en Africa, donde viven 25 millones de los 38 infectados por el virus en todo el mundo.)

Caro dijo...

Obituario de Karol Wojtyla

Por Fernando Vallejo
(publicado por la revista SoHo en la sección Obituarios anticipados)

Pasó por esta vida mintiendo y predicando su mentira. Como el fundador de su religión inicua, no tuvo una palabra de amor por los animales. Ni una sola vez levantó su voz para defender a las ballenas que sus congéneres matan con arpones, ni a las focas que exterminan a garrotazos, ni a las vacas que acuchillan en los mataderos como acuchillan a los marranos en las fincas de Colombia la asesina y la borracha para celebrar en las navidades la venida al mundo del Niño Dios.


y sigue...