sábado, marzo 04, 2006

Muchas son las cosas que no tienen precio...


Desconectarme días para descansar con mi mejor amiga Laura, su hijito Joaquin, Felipe y los papás... no tuvo precio, solo un millón de sensaciones lindas que me quedan en el recuerdo...
Sentarnos a cenar una noche tranquilos con papá y mamá, no tiene precio...
Pasar dos días increíbles con una amiga como Inés y Diego, que me hicieron sentir parte de ellos desde siempre, no tiene palabras...
Ver a Rochi y a Cari después de 8 años y hablarnos y mirarnos como si nos hubiéramos visto ayer, contandonos miles de cosas importantes, tampoco tiene palabras ni precios...
Y encima, para hacer cartón lleno: subirme a Iberia preparada para pasar 12 horas de vuelo comiendo arroz con pollo y hongos (no se porque siempre te dan lo mismo) y que en la puerta del avión me "comuniquen" un upgrade a la clase Business.., viajando 12 horas como reina sin poder dormir de tanto jugar con los botoncitos y producto del buenb vino que elegi tomar....
Eso tampoco tiene precio.... Por todo esto... creo que soy rica, rica riquisimaaaa!!!
Volvi de Argentina con lo que mas me faltaba, lo que mas necesitaba... el calor, los abrazos, las confesiones, los momentos con los amigos que es posible hacer en un abrir y cerrar de ojos, solo dando y sabiendo recibir...
Y ahora estoy de nuevo en casa en Roma, contenta porque extrañaba a Panini y porque esta es mi casa!

16 comentarios:

doble visión dijo...

Marce...que bueno lo del upgrade...¿lo esperabas?¿como fue? danos la receta...jeje!!! extraña que Iberia haga cosas buenas.
En fin. Que bueno que te fue bien, y que pudiste rescatar esos retazos de pequeñas vivencias que seran tu "poncho" cuando el almita se que te quede a la intemperie y tenga frio. A ponerse al dia con los romanos ahora!

chirusa dijo...

no tienen precio, porque son las que más valen
:)
fue re lindo verte

Paula dijo...

Te digo Marce que me emocionò mucho este ùltimo post tuyo, la foto la habìa visto ayer y me dejò una sensaciòn super dulce, la mano del hijito de tu mejor amiga acariciando tu mentòn. Que dulzura!
Y cuando la rematas con q esa es tu casa yo creo q queda màs q claro q este viaje no fuè uno màs.

Me alegra q estes felìz.

MAtias dijo...

¿Qué se sentirá volar decentemente en Iberia? Es que ésta es la primera vez que sé de alguien que no le fue mal con Iberia. Y claro, tenía que ser por una casualidad ;)

Bienvenida al viejo (continente)

Nacho dijo...

Ahora se confunde valor y precio con las cosas.

Pero, Marce, esas cosas que cuentas son las que tienen más valor y, ¡mira!, no tienen precio.

La foto es genial.

Ahora a recuperar el tiempo perdido con los romanos.

AnaNoDuerme dijo...

Bienvenida Marce

Thincho dijo...

Que bueno que volviste...
yo hoy domingo, estoy laburando (por esto de las olimpiadas) maniana estoy en casa, asi que el martes cuando vuelvo, nos hablamos.. si?

Paula dijo...

Re bienvenida!!!
Este post es muy emocionante...transmite muuuuucha paz! La foto es impagable, muy bien dicho!!
Nos llamamos??
Abrazos!

Sir Phantom dijo...

Me lo conto Dora ayer! Que suerte que ye hayan dado el upgrade.
A mi si me ofrecen la plata la agarro sin problemas y me quedo unos dias mas. No siempre se da. Ademas yo soy de los que llega primero al check-in...

It's to have you back. Te llamo en estos dias.

Nick

Manuela dijo...

Qué lindo.
:)

Me alegro por ti.

Milongas dijo...

Que afortunada eres! recuerdos y sentimientos que perduran toda una vida! Cuídalos!
Besotes!

Anavi dijo...

Bienvenida Marce! qué lindo lo que contás! qué cierto! después de leerte me dan más ganas de ir de visita a Argentina
Saludos de Anaví

Rochi dijo...

vos sabes de mi alegria! para que te voy a contar! la plazita serrano nos encontro mas mayores, pero juntas :-) y lindas!!!! jajajaja
muak muak

Un argentino en California dijo...

Hola Marcelita,
La verdad es que la envidia es mia...

...Una vez escuche a Woody Allen contando que cuando estaba en New York sentía ganas de estar en Paris. Una vez que viajaba a París empezaba a extrañar New York. Y asi sucesivamente... Su conclusión, una enfermedad llamada insatisfacción crónica.
Creo que hace unos 7 meses que la estoy padeciendo.
Y para colmo voy a poner el video que tenes de Quilmes abajo. No va, eso es un golpe bajo!

Un beso, excelente blog.

Fabián dijo...

Hermosa foto!

Estamos un poquito aquí y un poquito allá.

Un abrazo!
Fabi

Garci dijo...

Marce, felicitaciones por estar de vuelta. Veo que somos 2 que tuvimos suerte con el upgrade. Ahora que ando por el mismo continente, quizas nos crucemos uno de estos dias!!

Saludos,
Garci