miércoles, octubre 25, 2006

El día que llamamos a los bomberos

Tengo una extraña relación con las llaves, creo odiarlas y por eso mismo, pocas veces las llevo conmigo. Mientras vivía en Córdoba nunca tuve problemas, el negocio de mamá me hacía encontrar las puertas de casa siempre abiertas, y de última, siempre había alguien adentro que pudiera abrirme.
En Roma, en vez, aprendí a apoyarme en el "buen sentido" de Panini, que sale siempre con las llaves en el bolsillo, como se debe. Y mucho más relajada estaba aún, cuando, además de Massimo, podía confiar en la responsabilidad de otra atenta al manojo de metal, Dorita, en los casi 9 meses que estuvo con nosotros antes de partir a su amado Londres.
Pero una noche de noviembre los tres, entusiasmados por la idea de una cena que nos esperaba, subimos con la pequeña Lunita (cuando aún no era mas grande que un paquete de azúcar) al auto, cuando nos recordamos que los dulces que llevábamos para el postre habían quedado sobre la mesa.

- Esperen que me olvidé de traer unas masas que compre esta tarde, Marce, me das la llave?
- La llave?, no tengo la llave, yo sali con Lunita que corria abajo las escaleras -no tengo que aclarar que siempre invento excusas para no tenerlas- Dora, dale las tuyas
- Las mías? mmmm, no, creo que quedaron en casa.
...SILENCIO I PARTE...

- No hay problema, seguro mi mamá tiene una copia... se tranquiliza Max
...SILENZIO II PARTE...

- No, no la tiene, respondo, la copia que tenía es la que usa Dora desde que llegó a casa!
... SILENCIO AGAIN
Y así estabamos los tres (cuatro en realidad) fuera de casa, sin llave!!!!



Pensamos... y dijimos, cenamos y después vemos

En la cena, mientras discutíamos de cómo conseguir un cerrajero una noche de noviembre a las 9:30, que no nos sacara la piel por nuestro olvido, alguien mencionó la idea de llamar a los bomberos. Era difícil pensar con mente argentina que un bombero se podría ocupar de este problemita, que no era tal de frente a otros serios.
Pero decidimos probar los mismo y los llamamos (llamo Max, explicando que nos habíamos quedado encerrados afuera) tomaron los datos, y después de 15 minutos sentimos las sirenas mientras veíamos llegar un gran camión del que descendieron 4 (c-u-a-t-r-o!) bomberos...
Mientras los tres nos desarmabamos de excusas, culpando a la pobre Lunita del error (yo habría salido corriendo atras de ella que escapaba, mientras la puerta se cerró).

Ellos nos hicieron entender que se la creyeron...

Y en menos de dos minutos, nos abrieron la puerta de casa!
Que lindo entrar!!!...
No nos quisieron hacer pagar nada, pero igual Dor les dio algo "para la cerveza"...
Y así esa noche, al menos nosotros cuatro dormimos en casa,
GRACIAS A LOS BOMBEROS!!! :) :)

12 comentarios:

Thincho dijo...

Uy! Soy el primero!

De la que te has salvado!
sabes quanto te cobra el cerrajero??
50 euros -solo por venir a casa- el resto es "mano de obra" y va aparte!

. o O M e l i S e r O o . dijo...

JAJJAJAJAJAJ Marce que colgados!

Yo soy una purista de las llaves. Tengo llaves de todo, con 5 o 6 llaveros para no perderlas de vista, y cada tanto chequeo que estan en mi cartera. Obsesiva compulsiva yo? NOOOO, jamas. Mai.

M

wishina dijo...

JAJA buenisimo el post!
A mi me pasó casi lo mismo, en realidad, saqué la basura y se me cerró la puerta, pero lo peor de todo es que quedó mi hija adentro sentada en la sillita de comer. Una desesperación que ni te cuento.
Mi vecino llamó a los bomberos que llegaron al toque y rescataron a mi beba.
Los bomberos eran unos bombones!

mardevientos dijo...

DANI, estos tambien estaban buenos... los CUATRO...!!! pero no tenia nada quever salir corriendo detras de un bombero no?? No se porque pero la leyenda metropolitana de los bomberos en las almas femeninas EXISTE!

MELI yo me olvido llavesm telefono celular, yo todo lo que me pueda olvidar!

THINCHO.. sobre el costo del cerrajero teniamos una idea aproximada, por eso no queriamos gastar! Hasta a veces pienso en convertirme en cerrajera!!

Luciano dijo...

Que buen servicio. Que mas queres. bomberos italianos, el sueño de toda damisela en apuros. ;)
Aca te cobran, creo.

Natalia dijo...

Hola Marcela...!
me encanta leer tus posts... y veo q' el italiano se está carcomiendo el español... no me siento sola.
"aprendí a apoyarme en el "BUEN SENTIDO" de Panini..." :) MUY LINDO.
hermosa la perrita

Bruno dijo...

Hola, Marcela, llegué a tu blog por casualidad, y seguramente atraído por el título: "Crónicas romanas del siglo XXI".

Vaya, leí tu relato 'da un batter d'occhio' y sufrí contigo las penurias de quedar "atrapados" fuera de casa, je je je...

Aquí los cerrajeros no trabajan a esa hora, pero si lo hacen te cobran horas nocturnas, tiempo de viaje, etc, etc.

Que bueno que los bomberos acudieron al llamado desesperado de la familia; la gente cree que lo de ellos es apagar un incendio o rescatar gatos de las copas de los arboles, pero cumplen una hermosa labor en pro de la comunidad.

Creo que a raiz de este incidente vas a apreciar mejor escuchar el sonido metálico de las llaves en tu cartera, y vas a ponerlas en tu 'check list' de cosas importantes que no se deben olvidar.

Saluti dal Venezuela,

Bruno

PS: pegué tu link en mi blogroll, a rileggerti.

Rochi dijo...

si le digo a mi papa bombero que en europa abren puertas se cae de culo jajajajaja

mardevientos dijo...

ROCHI, tu papa es el unico bombero que conozco... y cada avez que pieno en esto... me acordaba de el. creo que mas de caerse de culo si le contas esto, se le saltan los nerviso. Salir de casa para abrirle la puerta a tres bo...os NOOOO!!

Nacho dijo...

Veo que los bomberos tienen mucho éxito entre el sector femenino de tus lectores. Ok.

Pero te aseguro que los cerrajeros ganarán mucho más. A mí uno me cobró 120 € por diez minutos y no sacar ni un destornillador.

Aunque, claro, visto lo visto es más elegante el uniforme de bombero.

Buen finde. Marce.

Anónimo dijo...

Hola Marce!

Yo, como toda maníaca, al escuchar el plomp! de la puerta al cerrar me entra un sudor frío por pensar que se me pudieron quedar las llaves adentro, jamás me ha pasado pero es un temor constante.

Luego cada cuadra las hago sonar en la bolsa.....sólo para comprobar :)

Norma
elbuenpretexto.com

Roy dijo...

Qué lindo tener a los bomberos así. Yo me acuerdo que los de mi casa en Caballito, allá en Buenos Aires, también lo hacían. Los llamabas y venían, te abrían, después se quedaban a morfar. El regimiento entero.

Es lindo ver que hay gente que se preocupa por boludeces también. A veces vivimos tan metidos en la vorágine que nos olvidamos de las pequeñas boludeces.

R.