jueves, noviembre 09, 2006

Sonidos de tango

Quien hubiera dicho que una de esas cosas que de chica odiaba tanto, tanto que me quitaba las ganas de sentarme en la mesa a cenar, o hasta me provocaba dolor de cabeza, ahora, muchas veces se convierta en una elección..

Es cierto, los gustos cambian, pero si yo odiaba cuando a la hora de la cena mamá o papá encendían la TV para ver Grandes Valores del Tango de Soldan o La Botica ... de Bergara Leumann (para quienes no saben de que hablo, eran programas con conductores que en ese período veía como viejos viejos, de un programa donde se cantaba tango, viejos y nuevos interpretes), cómo es posible que hoy el tango me guste de verdad?

Para mi significaba, sin duda, el peor momento de la semana, con el super bonus que a esa hora, por ser la hora de la cena, era imposible escapar de la cocina lejos de la imagen y el sonido del la tv y taparme la cabeza con la almohada para no escuchar! Entonces era condenada a ver todos los programas, tanto como veíamos Chips, o la Mujer Maravilla, pero claro, agregando ese saber amargo que el tango me provocaba..

Hoy, a pesar de tantos dolores de panza, escucho tango por elección y no por obligación, no ese de las décadas del 50-60-70
, mas bien el nuevo, mucho más instrumental (o electrónico) que el tradicional, y siempre me aseguro de tener en el auto los cds de Gotan Project o de Bajofondo, y algunos otros, y ni hablar de cuantas veces lo recomiendo a amigos (también los hice escuchar por acá alguna vez).

Y claro, todo este amor tiene mucho que ver con la nueva moda del tango o quizas es un fueguito que se enciendo por estar lejos?. Si enciendo la tv italiana, en mi desesperado intento de escapar de los reality shows, no pasa nunca más de media hora sin escuchar algunas notas tangueriles: que una publicidad de combustibles, otra de alcohol (el que se bebe), la cortina de un programa politico, la presentación de una investigación, la escena de un film europeo.. Practicamente todo suena a tango!!!



Y no es por nada que hace unas semanas atrás terminamos en un festival organizado por la alcaldía de Roma, el Buenos Aires Tango, donde pude comprobar que por esta parte del mundo, esa música que odiba, es mucho más que una moda, mientras miraba, sorprendida, como más de 100 parejas bailaban al ritmo del 2 x 4.
Lo de los broches no es otra cosa que una "argentinada" de pianista!

Ese mismo día tuvimos la oportunidad de escuchar a Aureliano Tango Club, un trío de alma cordobesa, con sonidos excelentes, que suelen sonar en Pan y Arte, Boedo (Bs As, claro!).

11 comentarios:

Anónimo dijo...

A mi me pasa algo similar con la musica argentina/en castellano en general, y creo que es la nostalgia, como siempre, que te hace cambiar de parecer. Para que resistirlo, no?

El tango me trae imagenes de mi barrio y las letras con lunfardo no se encuentran en ningun otro lado! Si lo escucharas a mi ingles llamandome "pebeta"! :-)

Tanguera dijo...

Me pasaba lo mismo que a vos cada vez que mi viejo ponia a sonar Julio Sosa... como cambiamos con el tiempo !!! (en mi caso fue antes de venirme a Europa, cuando empece - por casualidad- a bailar el tango)

Cieguilla tiene razon: las letras del tango son incomparables con cualquier otra cosa.

un beso

Raba dijo...

Como decía el padre de una amiga mía (que le pasaba los mismo que a vos)...el tango siempre te va a esperar...y encima nuestra generación tuvo la desgracia de sufrir los Grandes Valores(...la peor época del Tango)

Gab dijo...

Muchas veces leo en silencio tu blog, amo tanto Italia, alguna vez me gustaría ir, por lo menos conocer el lugar donde nació mi abuelo. En Palermo, Sicilia.

El tango nunca muere.
Yo crecí escuchándolo gracias a mi viejo.
Besitos

Thincho dijo...

Entonces ya estas lista para :

http://www.la2x4.gov.ar/home.php

Robba da colezionista!! :-)

A mi me pasaba lo mismo, a la hora de la cena, eran mi tortura, pero ahora y con varios anios de distancia, recuerdo muchas de las letras de los tangos que escucho, con mucha nostalgia.

mardevientos dijo...

THINCHO.. Segui tus consejos, como siempre lo hago!! :) Por algo sera no?

GAB: Bienvenida pasajera silenciosa, gracias por escribir...! Les voy descubriendo las caritas!

RABA, BUena esa frase para definir al tango.., que siempre nos espera, será porque sabe que siempre llegaremos a el!

TANGUERA, Confieso, aun no escucho Julio Sosa!! :)

CIEGUILLA: Creo que en este nuevo amor, hay mucho de nostalgia, como bien lo decis..!

Natalia dijo...

Mi marido adora Gotan Project!! A mí también me gusta pero me quedo con Piazzola... toda la vida!!!!!!!!!!

Nacho dijo...

Conocí por ti a Gotam Project. Son geniales.

Como se dice acá: "son la caña".

Saludos, Marce.

dasmam dijo...

Hasta aqui he llegado blogueando. Aun que no conozco mucho el tango desde luego me parece una música singular, uno de esos sonidos que raptan adeptos, que parecen merecer una causa y quizá para los de la tierra del tango signifique también algo de las raíces dejadas atrás.

Un saludo desde Eldernad.

Bea dijo...

Yo creo que de chicos no tenemos el oido ni la cabeza preparada para escuchar/apreciar el tango. Pero a parte, es verdad, la distancia potencia el gusto que de otro modo yaceria adormecido. Por lo pronto, una de las cosas que tengo pensado hacer en London es ir a aprender a bailar tango. A parte estoy harta que lo primero que te preguntan afuera es si sabes bailar tango y yo como una marmota tengo que decir que no. Aunque a mi favor cuenta que no se bailar nada, de nada, de nada! Soy peor que pinocho, de madera total.

Eli dijo...

A mi me paso igual ! Descubrí el tango en Londres, y mirá que no me gustaba nada de nada eh? Quien lo hubiera dicho, hasta estoy aprendiendo a bailarrr !!! Yo también soy de madera Bea, pero no todo está perdido !!