sábado, junio 07, 2008

100 días

Y pasaron 3 meses... Esos primeros meses que se viven agobiantes, sin dormir, con cólicas, llantos sin motivos, desesperación porque uno quiere aprender a ser papá y a veces no resulta fácil.
Pero no nos tocó nada de eso que las abuelas, las demás madres y hasta los libros dicen. Nos trajiste alegría como traen todos los bebés a sus papás y hasta nos llenaste de sorpresas por tu tranquilidad (a quien saliste así?). Dormimos mucho y hasta pensamos que en lugar de adaptarnos nosotros a tus horarios, fuiste vos que te adaptaste a los nuestros.
Mirarte dormir nos resulta un espectáculo. Tus brazitos casi siempre en alto, tus sonrisas repentinas que duran segundos, que nos hacen preguntar miles de cosas!

Te escuchamos solo una vez llorar desesperada y sabíamos que el motivo no era otro que las vacunas.

En este tiempo muchas cosas cambiaron: nosotros dos nos estamos acostumbrando a poquito a ser papás. Confieso que a veces te miro y me cuesta creer que seas mía!. Te disfrutamos, jugamos, buscamos consejos tratando de hacer siempre lo mejor y hasta nos divertimos.

Tu cuarto está finalmente listo y quedó más lindo de lo que imaginábamos. El color naranja de las paredes se mostró mejor de todos los presagios, seguramente gracias a algunos consejos que nos dejó Dorita.

Tu cómoda tiene movimientos semanales. Afuera cosas que ya no te quedan mas, Parece increíble todo lo que ya tuvimos que dejar de lado, hasta tu primer par de zapatitos blancos!.

Lunita te considera un tesoro y toma las riendas se la situación cuando Massimo o yo estamos lejos y quedan intrusos" cerca de tu cochecito.

De tu peso mejor no hablar... A los 100 días pesabas casi el doble de cuando naciste!.. Ojalá yo hubiera bajado esos kilitos que te di! Pero tengo paciencia, eso no es importante ahora.

Con el permiso de nadie, apenas pasado el limite de los tres meses me dije, porque no? llené la bañadera, encendí las velitas y me propuse repetir este viejo ritual que tanto disfrutabas cuando aún estabas en la panza. Con la ayuda de papá que se encarga de recuperarte del agua cuando ya pasaron mas de 30 minutos y cambiarte mientras te
pide ayuda sobre la elección de qué y como vestirte, ese rito poco a poco se convierte en un juego casi diario que disfrutamos como pocas cosas.
Tu vida social pasa de una visita en otra, de un amiguito en otro, una tarde con Chloé, otra con Tommaso, un paseo al parque con Flavio y hasta nos organizamos un gran asado el 1° de mayo con compa
ñía para nosotros y para vos.



También empezamos con los fin de semanas en el mar. Vida de comunidad, siempre con otros bebés, con otros papás, fuego, asados, bruschettas, mimos, y horas enteras al aire libre bajo el pino del jardín.

Empezaron también las guerras culturales: Italia vs Argentina. Para vencer esta, refresqué mi memoria y te canto seguido seguido:
Había una vez una vaca,
que trabajo no encontraba,
quería ser bailarina,
pero el cuerpo no le daba...
Y fue así que descubrió
su vocación verdadera,
y entonces se transformó,
en una vaca dulcera!



...
Pero quedaba aún pendiente la guerra idiomática (italiano vs español), y los primeros misiles los largó el, que anticipándose a la llegada de la abuela con el cargo especial de libros en español, se lanzó a la librería y una tarde apareció con esto en mano.
Esa misma noche empezó su rito de lectura y después de dos párrafos mientras la mamá dormía, vos pataleabas super despierta, contenta por tanta atención.
Y no sabemos si fueron las hadas o los cuentos que al día siguiente empezaste a balbucear desesperada, como queriendo vos también contarnos una linda historia.

Aún no te entendemos, pero la linda historia la vivimos, gracias a vos.

21 comentarios:

Alicia Seminara dijo...

Qué post tan tierno!

Me encantó lo que escribiste. Tenés una beba preciosa.

dosdedos dijo...

Un aporte, uno de mis poemas favoritos de María Elena Walsh, que disfrutaba tanto cuando era chiquita: Voy a contar un cuento

doble visión dijo...

Que lindo post Marce!!!

reciban un beso triple para los 3
marcelo
:)

Adriana dijo...

Marce, muy lindo tu relato,muy tierno. Realmente la beba, está cada dia más linda y mimadas por sus papás, te felicito a vos y a Maximo, un abrazo Adriana.

Cieguilla dijo...

Me enternecio mucho tu post, mientras lo leia le decia a Glen "que hermosa que esta Maia!" :-) Tu hija esta hecha una muñeca, ademas de buena es preciosa!

Besos a los 3 xxx

P. dijo...

que lindo post!!!

Marce ... me alegra tanto leerte/los/la asi, tan bien, tan felices, tan serenos... se lo merecen todo! y esa nena... tiene un encanto unico y especial, verla y saberla crecer es una delicia!

felices 100 dias a Maia, a vos y a Max!

un abrazo!

Faby dijo...

q hermosa q está!!! cada día más linda, es una muñecota Maia!!
muy dulce el post Marce, supertierno! me encantó!
felicidades y besotes a los 3

Amalia Vetromile dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Amalia Vetromile dijo...

Cara Marcela, è una gioia vedere la tua vita che cresce con la piccola Maia. Il sapore antico di storie di famiglie che si intrecciano mi fa sperare un futoro radioso - e un presente felice - per la piccola che è entrata in famiglia. Non so se siamo parenti, sicuramente un antico antenato ci accomuna. Il tuo cuore è vicino al mio, che batte per la piccola Maia che cresce. Siate felici! Con tutto il cuore Amalia

Salzanita dijo...

Que bárbaro...tengo tu blog entre mis links hace mucho tiempo, hoy me dispuse a visitar todo ese choclo de direcciones y me encuentro con las fotos de tu hija....creo que la ultima vez que entre estaban las fotos de tu casamiento...esta es la razón por la que amo los blogs...es una conexión mágica. Felicitaciones por esa belleza de hija

JP dijo...

Muy bonito post.
Muy tierno .
Y que bonita es .
Besos

Yeyu dijo...

felicitaciones x los 100 dias! la verdad esta preciosa maia.
y q lindo el post q escribiste!
un beso grande y felicidades!

Sand dijo...

¡¡Qué ternura!! y qué bebé más lindo, madre mía...

Esta niña es pura felicidad, y por lo que veo, vosotros también, así que a seguir disfrutando de este maravilloso regalo :)

Saluditos

Milongas dijo...

Cuanto amor!!
Me alegro tanto por vosotros y por Maia!!! ha ido a nacer en una muy buena familia, doy fe de ello. Y por lo que veo de compañeritos para jugar no le van a faltar!!
Un beso enorme a los tres y aguante el castellano!!! juas juas
Por cierto, cada vez se te va pareciendo más!!

diana dijo...

los 3 son unos seres humanos admirables!
la muchacha no podía salir distinta con los padres que ha escogido : )

Karla dijo...

cuanta ternura...precioso post. Tu bebe es preciosa, ya veo porque maguita9 vida itinerante ) la quiere de novia para emilio jaja.
Que bien describes todo lo que vives y tu hija es una maravilla, no solo fisicamente sino por lo que dices de ella.

Susana dijo...

Hola Mar: Maia está hermosa. Besos.

Maguita dijo...

hermosisimooooo!!!
Es una maravilla ser padres, y una aventura constante, todo puede parecer un enorme lugar comun, pero no lo es... y gracias a que personas como vos cuentan con detalle esas pequenias grandes cosas es que todos podemos disfrutar hasta virtualmente de la alegria de ver crecer un bebe.
Te felicito... y yo tambien le canto la de la vaca, muchisimas de maria elena walsh, es increible como la memoria se despierta y saca cosas que creias absolutamente olvidadas!
Besos para los tres.

Martín Bolívar dijo...

De verdad, es el mejor post que he visto, con sólo ver las imágenes y el texto. Toda ternura. Yo también salí de Buenos Aires, del barrio de Caballito y ahora estoy viviendo en España, con la diferencia de que me casé acá y tengo un pibe a punto de cumplir los 12 años. Felicidades. Ciao.

Anónimo dijo...

Mar y Maguita: sobre el canto a los hijos: A mis hijos pequeños les cantaba espontáneamente canciones que estimo, en época similar, me debe haber cantado mi madre. No pude corroborarlo porque ella ya había partido. Después aprendí las de M.E.Walsh y demás. Lo llamativo es que ahora que soy abuela, a mi nietina le canto espontáneamente canciones italianas. Supongo que deben ser las que me cantaba mi abuela. Se ve que se almacenan en distintos compartimentos. Tanti auguri!!!!

Susana dijo...

No soy anónima. Me equivoqué. Corrijo. Tanti auguri en bis