viernes, noviembre 14, 2008

El cartero no llama ni una vez..

Quiero comprar 14 estampillas, digo
No, no tenemos desde hace un par de semanas, me contesta. Puede ir al negocio de la otra calle y comprarlos ahí.

Esta cosa simple no sería ni siquiera una anécdota si no fuera que yo estaba en una de las oficinas del Correo (Posta italiana).
Y tampoco lo sería si esa Posta no ofreciera cada vez más servicios "alternativos" al envío tradicional de correspondencia.
Entiendo que las cartas reales tienden ya casi no existen, alcanza ver que la casilla de correo de la puerta de casa tiene solo y solo boletas para pagar. Pero esta vez quiero mandar ese tipo de correo, Quiero hacerlo porque tengo la ilusión de recibirlo también!

Pero voy al Correo las estampillas no están. Y me siento a esperar mi otro turno en las tantas ventanillas del servicio bancario de la Posta y miro.
Y pienso lo que era una verdadera oficina de correo y lo que tengo adelante de mis ojos. Y me doy cuenta que no tienen nada que ver una cosa con la otra.
En las oficinas del Correo italiano venden dvd's, libros de autoyuda, best sellers, revistitas para niños, cuadernos, lapiceras y hasta bolsas salvaespacio. Pero no venden estampillas.

Pido hablar con el director y le pregunto:
Como es que ustedes se siguen llamando Posta y parecen una librería, una dvdteca, un kiosco de revistas, y no son mas la Posta? Como es posible que tengan todas estas cosas colgadas de las ventanillas y no tengas estampillas para mandar cartas?
Es que esto es un servicio que nosotros queremos brindar al cliente!, me responde, orgullosa.
Entiendo los servicios que quieren brindar, pero no brindan el servicio inicial, que es, además, un servicio público!

En Italia no existen "correos privados" como en Argentina por ejemplo, muy discutidos, por cierto, pero alternativos al mal funcionamiento del correo público.

Y entonces no hay vias de escape. Si se quiere mandar algo certificado, toca hacer horas de fila con esa carta en la mano porque las ventanillas destinadas al envío de cartas ya casi no existen, no obstante la demanda si. Pero después de tanto tiempo perdido se pierde la batalla, uno prueba una y otra vez y al final decide que mandar esa carta escrita a mano, esa foto impresa, ese dibujito del nieto, cuesta tanto tiempo, que al final ni siquiera se considera.

Y entonces todo, todo queda escrito con esta letra fría, impersonal y las fotos de esos seres queridos, lejanos, pocas veces terminan en los portaretratos, porque casi nunca pueden escapar del monitor.

Y a la Posta iré de nuevo, quizás para comprar esas bolsas salva espacio, tan prácticas cuando el espacio no alcanza!

10 comentarios:

Charo dijo...

Es como ir al correo argentino o cualquier oficina pública argentina!!

Anita dijo...

qué macana che!
acá es lo único que tiene el correo!!!! aunque no son estampillas lindas, son un espanto...pero podés mandar la carta!!!
pucha, quiero mi postal de Firenze!!!!
besos

Natalia dijo...

Es cierto, si hay algo que a veces recrimino a la tecnología es que en algunos aspectos sacó espacio a la comunicación más personal. Ya uno ni escribe en un papel, no hace copia de fotos, etc.
Por eso apuesto a nuestro proyecto de las postales y quien no dice que después puedan se cartas, no?

mardevientos dijo...

Anita, la tendras, no te preocupes!

Charo, es exactamente igual que ir al Correo argentino.. y quizas hasta peor!

mardevientos dijo...

Natalia..
Sii!... yo apuesto tambien. porque me entusiasma mucho esto de mandarlas y tambien el de recibirlas!

Flor dijo...

Yo fui a enviar las postales del intercambio pero no les pusieron estampillas, sólo un sello :(

hanniani dijo...

A mi me paso lo mismo aca en Canada...Venden de todo, pero , para cartas internacionales, solo tienen una calcomania estampilla, asi que va el mismo disenho en todas las postales...
Ah, y aprovecho para contar que postales tampoco hay variedad...Solo como 20 disenhos, y muchos parecen casi iguales, o son muy feos o singracia...
En Costa Rica por dicha estamos "atrasados" y las estampillas son de papel y hay variedad!!!
Cariños!!!

NancyQ dijo...

Y pensar que aca las estampillas las encuentras hasta en los supermercados....
Besitos

Maria Andrea dijo...

Me rio por no llorar. Da como para llamar a Striscia la Notizia! Saluti!
Italia si, Italia no..... como dice la cancion

Irantzu dijo...

Qué pena, no? Acá también pasa...
Creo que las nuevas generaciones ni siquiera una vez han escrito y enviado una carta. Tendremos que adaptarnos, como se adaptaron otros antes que nosotros, pero qué penita da... con lo rico que es leer una carta o postal escrita de puño y letra...