martes, enero 26, 2010

La luz se cortó acá también..

Hace dos días Maia buscó el teléfono, se acercó, me lo dio en la mano y sonriendo me dijo Abela Abela!

Yo, contenta por esta ocurrencia le expliqué que trataríamos de llamar, pero quizás la abuela estaba sin luz, que en su ciudad había muchos cortes de energía a todas las horas, ( la historia que un trasformador pone en oscuras una ciudad de casi 2 millones de habitantes por mas de tres semanas es algo sobre lo que prefiero ahorrarme los comentarios), entonces era posible que el teléfono ni siquiera sonara y que nos quedáramos sin poder hablar con la Abuela.

Ella escuchó muy atenta y, sin darme cuenta, hizo una rápida conexión mental entre su abuela y la falta de luz...

Por suerte esa noche Alta Córdoba estaba iluminada, y mi mamá escuchó el teléfono y pudo disfrutar del primer clarísimo pedido de su nieta de comunicarse con ella, hablamos de la luz, de los cortes programados de seis horas al día hasta mitad de febrero, de los 35 grados, de como gestionar las cosas para comprar y comer, y de los largas que se hacen las horas cuando no hay luz. Todo esto mientras Maia la llenaba de besos y sonrisas a través de la pantalla de la compu con Skype y le repetía Luz Luz..!

Esta mañana, mientras desayunábamos, repentinamente y sin aviso se cortó la luz. Una y otra vez..(pensé que tal vez estaba pagando mis comentarios sobre la situación en Córdoba), y entonces Maia, reflotando contenta sus nuevos conocimientos, a cada corte abría grande sus ojos, y decía sorprendida, luz, luz, abela, abela!!

Por suerte los cortes fueron de minutos, no cambiaron en nada la rutina cotidiana, no hay nada mas previsto y yo puedo estar aca trabajando y escribiendo rápido este post para contarlo!


1 comentario:

Acacia dijo...

Se cortó en los dos lados, pero para ustedes, con la anecdota de Maia SE HIZO LA LUZ !