miércoles, junio 30, 2010

Lampedusa y mas bonus de playa y mar

El paraíso se mostró tal como preveíamos, un paraíso, pero no ese que todos imaginan con el verde de los árboles, las flores... No, en Lampedusa no hay casi verde, maximo alguna que otra planta de aloe vera (que me hubiera robado para traerla en mi valija y plantarla en Roma)...y mucho, pero mucho marron.  Ese que, de no ser por el color increíble del mar que la rodea, parecería de pleno desierto.
La ciudad-si ciudad se puede llamar a un lugar con solo 5 mil habitantes, población que se multiplica por muchos números en los meses estivos- es chiquita con una calle llena de bares y negocios simples y muchos, pero muchos scooters (o motitos) y las famosísimas mehari de todos colores que pasean entre sus calles
La primera cosa que nos sorprendió al bajar del avión fue la luz. Roma no es una ciudad oscura y el sol está casi siempre presente, pero parecía que la intensidad y la luz de Lampedusa eran el doble de esa a la que estábamos acostumbrados.
Giramos de acá para allá. como dos adolescentes sin problemas, horarios ni pensamientos importantes (y en esto valoro eso de las vacacioenes, aun siendo cortitas, sin hijos). No importaba si eran las 12 y no queríamos movernos de la playa, nos olvidamos de horarios, de peligros, de preocupaciones por esos dos kilómenotrs de caminata en bajada para llegar a la playa perfecta. Siempre de acá para allá en nuestra motito, algunas veces hasta nos animamos a hacer como los lampedusanos y no meternos ni siquiera el casco!! Estudiábamos una playa, observandola algunos minutos, y si nos nos gustaba, partíamos verso otro rumbo, sin prisa y con calma.
Probamos las miles, millones de cosas especiales que la cocina siciliana ofrece (del tipo, como querer volver a ser flaca y morir en el intento!!), nos llenamos de pescado, frutos de mar, berenjenas, calamares rellenos, helados de pistacho, masitas de almendras y los famosos cannolli sicilianos con ricotta.
Volvimos el sábado y casi sin pasar por casa, subimos al auto con las valijas y nos fuimos al mar a buscar a Maia que nos recibió a los gritos Mamá, Mamá, Papá con abrazos fuertes, muchos besos y una alegría que era imposible medir...


El martes era feriado en Roma, así que decidimos hacer eso que de esta parte del mundo se llama puente y tomarnos libre también el lunes para quedarnos (como si a este punto un bonus hiciera falta), otros 4 días en el mar, esta vez con Maia.

Y así pasaron... Fui capaz de soportar la separación sin tanto sufrimiento. Fue hasta menos grave de lo que pensaba, divertido, casi como volver unos años atrás en la vida!

martes, junio 22, 2010

Lampedusa o la puerta del paraíso

Foto de The Crow 19-78's
Está mas cerca de Africa que de Europa, pero es europea, es el último pedacito de Italia. Se llama Lampedusa y es una isla de solo 20 km cuadrados, que muchos miran como la puerta del paraíso. Y no por esta y otras muchas playas tan lindas como la de la foto, sino porque para muchos africanos, Lampedusa representa el destino final de un viaje en el que depositan los ahorros de familias enteras, la aventura que les permitirá poner sus pies en la tan deseada Europa para poder emprender una vida distinta (y creen que mejor) de la que les tocó. Lamentablemente muchos de esos sueños se quedan en esos 113 km de Mar Mediterráneo que los separan de las costas líbicas, pero muchos otros pueden hacerse realidad.
Pero mas allá de esto, Lampedusa, con sus 5 mil habitantes, es también un paraíso de aguas cristalinas, playas blancas y serenas y de acuerdo a los períodos del año, puede hasta parecer un lugar aún virgen e incontaminado (junio es uno de esos períodos).
Después de hablarlo mucho, de escuchar consejos de amigas, de repetirme mil veces en la cabeza la frase: ella va a estar bien lo mismo, y vos te vas a divertir... decidimos dejar a Maia con su nonna y escaparnos a este paraíso por 5 días.
Le hablé, le expliqué y después de un par de pucheros iniciales, ahora hasta parece estar entusiasmada con la idea.. Hoy elegimos juntas sus ropitas, armamos su valija, eligió algunos juguetes y llevamos todo (incluso Luna) a lo de su abuela.
Ahora nos queda solo llevarla a la guardería, dejarla con un gran beso y despedirnos hasta el sábado, cuando volveré super ansiosa y desesperada por abrazarla de nuevo.
Mientras tanto, espero divertirme!


(nos vemos a la vuelta!)

martes, junio 15, 2010

Y si me maquillara un poquito?

La mujer matutina puede dividirse en dos tipos:
Esa que a la mañana se levanta al menos una hora y media antes de salir de casa, desayuna, se ducha, se lava el cabello, se peina dedicando un par de minutos al secador y al cepillo para que quede en modo decente, casi perfecto, se viste, se maquilla perfectamente, se perfuma y solo después de eso abre la puerta de casa y sale al mundo.
Y esa otra que (habiéndose duchado la noche anterior) duerme hasta el último minuto, desayuna a las corridas, se lava apenas la cara, no se maquilla, pasa el peine muy superficialmente, se viste con lo primero que encuentra, se mete los anteojos para ocultar las ojeras y sale de casa afrontando al mundo de modo casi indecente.
Yo pertenezco casi al detalle a ese último grupo.
No al maquillaje, al peinado fresco, al perfume a la mañana, a la vestimenta perfecta.. Ni a los collares, pulseras, aros diversos cada mañana (uso las mismas perlitas desde hace dos años), ni a los zapatos con tacos, a la base de maquillaje, rimmel, labial... etc.. Pero, el problema es que todas esas cosas me gustarían.
El problema es que en mi caso prevalen la falta de tiempo, las corridas, el tratar de dejar la casa medianamente arreglada (si lo pensara sería mejor arreglarme yo, que salgo a darle la cara al mundo que arreglar casa que no la ve nadie!)...
Pienso si habrá modo de pasarme del primer grupo al segundo. Si de un día para otro seré capaz de poner el despertador a las 7 en vez de las 8 y tomarme esa hora solo para mirarme al espejo y decir, como Nacha Guevara, (pucha, qué vieja que soy!!), Me gusta ser Mujer.
Y casi- casi creo que en mi caso, con mi modo de ser no me queda otra que mirar con admiración a esa mujer arreglada que está al lado mio en la barra del bar tomando su capuccino de media mañana y aceptar que yo nunca seré asi!
Y ustedes, a qué grupo pertenecen?

lunes, junio 07, 2010

La historia de la tarjeta clonada. Parte 2, Final.

Se acuerdan de este post?
Después de 7 meses, de más 30 llamadas telefónicas desde Roma hasta la sucursal del banco de Córdoba para reclamar (por suerte no pago las llamadas), de horas perdidas, de cartas enviadas y hasta de documentos presentados para justificar la inocencia de mi mamá, el banco decidió devolver ese dinero que alguien, desde Londres, sacó de nuestra caja de ahorros con un clon de la tarjeta Banelco.
Dijeron que Banelco nunca asumió la responsabilidad, pero si hoy uso mi tarjeta para pagar 50 pesos en el supermercado de Cordoba, es posible que un día después retire mas de 500 pesos de un cajero londinense sin que haya una señal de alarma y control para el titular de la tarjeta?
No era mucho, alcanzaría apenas para tres compras en el supermercado, pero era nuestro! y no estaba dispuesta a bajar los brazos ni a dejar de reclamar mis derechos!
Confieso que ya no tenía casi ninguna esperanza...
Y no se si fue por perseverancia, por buena voluntad, o porqué...
Pero es bueno volver a tener lo que te pertenece en las manos, por mas pequeño que sea!

martes, junio 01, 2010

Cuando de Mundial se habla y no se habla..

Confieso (y digan que después de este post  y este otro soy polvorita, porque lo soy, y estoy orgullosisima de eso) que la formación del equipo de los 23 argentinos que van a estar en el mundial no es un tema que me importe mas de lo debido, o sea, en una escala de uno a diez, mi interés podría estar en tres, máximo cuatro. Pero ni siquiera mi bajísimo afición evita que lo sepa. Cómo hacer para no saberlo? Los periódicos hablan todos los días desde hace semanas de eso como si fuera la cosa mas importante en absoluto, la gente habla de eso, abro facebook y puedo leer casi solamente cosas referidas al mundial:  desde el countdown a  las mínimas decisiones de Maradona: que Messi, que convocaron a Palermo, que dejaron afuera a fulano..,   hasta  las publicidades  rompe-lágrimas como la de Coca Cola que mandó a los habitantes de Lesotho a hinchar por Argentina, Paraguay y Chile a la vez en tres spots idénticos.

O sea el fervor pasó de la fiesta del bicentenario a la previa del mundial.. Como si el pan, el agua de cada día durante todo el próximo mes fuera solo eso,  tanto que después de los "beneficios politicos" del Bicentenario, hasta el gobierno apuesta a los beneficios políticos en el caso que la selección levante otra vez  la Copa el 11 de julio (ya están pensando a los festejos en el Obelisco! - ver nota La Nación).
Y  se habla de los 24 años que esperaron Italia y Brasil para obtener otro campeonato. Y se dice que en el 2010 se cumplen 24 años de la última copa argentina, que es el año del bicentenario (y otra vez sopa) y entonces ahora seguro se nos da otra vez...!.

Y yo  que acá, a mas de 10.000 km de distancia no puedo no dejar de sentir las voces argentinas que ven el mundial hasta en la sopa (y por consecuencia me lo hacen ver hasta en la sopa a mi también), vivo en un país en donde Sudáfrica 2010 no existiría si no fuera  por el único indicio de las ofertas de los TV de  las grandes cadenas. Porque acá del mundial casi no se habla, ni de la formación  y vaya a saber quien es el DT, porque hasta ahora ningún editor de ningún periódico (no deportivo) le dedicó una foto en prima página.

Massimo dice que acá nadie habla ni comenta por que los italianos son supersticiosos y entonces no se permiten hablar de los deseos de otra copa ni siquiera en el bar con los amigos. Pero yo me pregunto, si es solo superstición o modo de vida. Porque ni aún leyendo algo así como 2 periódicos al día, controlando exhaustiva y diariamente todas las primeras páginas de todos los diarios nacionales, mirando un par de noticieros puedo saber cuál es la fecha del primer partido de Italia en el Mundial, ni tampoco contra quien.

Modos de vida. Yo por ahora prefiero reservarme el fervor del mundial y de cada partido para el momento. Estaré contenta, y festejaré como pocos si las cosas van bien.. Pero no antes.. Solo después!