miércoles, septiembre 29, 2010

Mal de shopping? No!!

Y no me equivoqué. por que no quise escribir Shopping Mall!...

Mujeres, mujeres. Tienen alguna duda que pocas cosas nos identifican tanto como el placer de ir de shopping... y tienen alguna duda que otra de las cosas que nos identifican es que a veces (solo a veces) tenemos dolor de cabeza.

Y estas dos cosas no pueden ir juntas, una corresponde al placer y la otra es solo la suma de momentos estresantes que a todas nos toca vivir cotidianamente.

El dolor de cabeza en la mayoría de las mujeres no es algo que aparezca en el momento mas exaltante de su femeneidad, ese en el que uno entra a un negocio mira por 40 minutos, elige dos o tres cositas, pasa por el probador, por la caja para después salir feliz con la bolsa conteniente el objeto de la felicidad... y así con otro negocio y otro mas, sumando una bolsa, otra y otra mas...
No, el dolor de cabeza aparece en otros momentos, esos en el que se te suman dos o tres cotidianeidades mas difíciles de la norma: un día difícil en el trabajo, una tarde difícil con los chicos, la pérdida de la llave, o del celu, la comida quemada en el horno, etc etc...

Ayer, previo comunicado muy anticipado al papá, me tomé la tarde free, subí al auto y manejé los 40 km que me separaban del outlet mas grande de la zona al que nunca había ido (acá lo llaman Fashion District , miren que fashion que son estos tanos). Llegué contenta, la tarde era soleada, el aire no tan fresco y por suerte los negocios eran al abierto con una arquitectura bastante tranquila.
Decidí comenzar a mirar tranquila, tomarme todas las horas que necesitaba y sobretodo comprar todas las cosas que me gustaran sin culpas, todo en mérito a este rol de mujer trabajadora que a veces merece disfrutar de lo que cosecha!

Pero... siempre hay un pero para no poderte vivir la vida en plenitud.. Si vas con tu marido el "pero" es su cara cada vez que entrás a un negocio. Si vas con tu hija, el "pero" es que el tiempo de permanencia en un negocio no puede superar, en el mejor de los casos, los 15 minutos. Entonces, si vas sola, quien puede ser el problema?... Y si, mi problema es esa otra cosa que nos identifica: el dolor de cabeza.

Hasta ayer fue algo que siempre negué. Si iba de compras y me dolía la cabeza, siempre encontraba una alternativa a quien echarle la culpa: el smog me hace mal, la excesiva cantidad de gente en los negocios me aturde, los grandes centros comerciales cerrados me asfixian, me hacen perder la noción del tiempo y del clima... y así por años siempre le encontraba la quinta pata al gato.
En vez ayer no existía ninguno de estos aparentes problemas, todo lo contrario, poquísima gente, espacio a cielo abierto, sin autos ni smog, sin confusiones, sin marido, sin hija, sin problemas de tiempo, y no obstante todas esas condiciones favorables para mi objetivo de comprar y comprar compulsivamente (*), después de solo media hora y tres negocios en los que sólo me limité a mirar, el dolor de cabeza (o mal de shopping?) había llegado para hacerme compañia y no tenía pensado abandonarme ni siquiera después de abandonar la empresa, de manejar casi desesperada hacia casa, besar a Maia, cambiarme, cenar, para dejarme de atormentar solo después de cerrar los ojos y dormir..

Y ahora mientras lo asumo, no solo privada, sino publicamente: pienso no solo en los motivos sino también en las posibles soluciones porque Yo-a-este-mal-de-shopping-lo-tengo-que-superar!..
No puedo renunciar al placer de salir de compras porque siempre me viene dolor de cabeza, pero quizás pueda tomar medidas preventivas y la próxima vez tomarme una aspirina antes de salir?.
Pruebo y después les cuento.

(*) aclaro, que, para mi, compra compulsiva equivale a solo tres bolsas, estoy muy lejos de la idea de Carrie Bradshaw

5 comentarios:

Mai dijo...

Qué mala suerte!
Te recomiendo un sobrecito de OKI, unos minutos y desaparece el dolor para que puedas hacer shopping tranquila!
Yo sufro de dolores de cabeza fuertes que no se me van ni siquiera durmiendo! Por suerte desde que no trabajo no son tan seguidos...
Beso

Acacia dijo...

NOOO
Eso es injusto!
Aspirina o ibuprofeno previos
Creo que podes echarle la culpa a manejar el auto???
AYY!
'No sé...qué decirte: te acompaño en el sufrimiento...un beso

Betty dijo...

Que pena que estando sola, no hayas podido disfrutar del paseo!! Indudablemente, en la próxima oportunidad tené a mano un analgésico.

Adónde habrás ido?... los días que estuve en Roma los compartí, con una amiga que vive en Mallorca y nos dijeron que vayamos a uno, camino a Albano, pero nunco lo encontramos jaja

Besos

mardevientos dijo...

@Mai, mira, la proxima juro que el OKI me lo tomo antes de salir!
Quizas mi dolor se deba a que fui a trabajar entonces!

@Acacia, ni siquiera a manejar puedo echarle la culpa (adoro manejar, sobretodo cuando voy solita!), porque a veces me duele aún cuando voy en bus o en metro.


@Betty, estuve en Valmontone. Hay dos outlet en las afueras de Roma, los dos en la zona sur..Uno es Castel Romano, y el otro es Valmontone. Albano está a mitad de distancia de los dos. No se quien los aconsejó, pero entoendo que no lo hayan encontrado!

Gracias

Bionda dijo...

Marce jaja, recièn me leo tranqui este post... q mal... yo igual me hubiese quedado hasta q me explotara la cabeza!! hace algunas semanas me tome una maniana de sabado libre, me fui a via del Corso, y justo justo era un dìa de manifestacion en Pzza del Popolo, un caos... me puse el ì-pod y reventè la tarjeta!!quien sabe cdo me toca otra vez!!!!