viernes, octubre 22, 2010

Llamo?, No, mejor no..

Yo no se en qué momento de mi vida en los últimos años empezé a pensar que el teléfono era algo completamente invadente, sobretodo cuando el que llama no tiene solo intenciones de hablar dos minutos, sino de sentarse en el sillón y conversar y contar cosas y escuchar al del otro lado. Porque cuando el teléfono suena, uno puede estar almorzando con amigos, o hablando con las maestras, o preparando la cena, o en una reunión... o haciendo tantas otras cosas que te hagan pensar en la inoportunidad del llamado justo en ese momento..
Se que esto es, en gran parte culpa del mail, al final, si quiero contarle algo a alguien es mas facil escribir un mail y despachar el alma, así el destinatario lo lee cuando esté libre y responde cuando esté mas libre aún.
Pero el mail NO es ni será nunca lo mismo a refrescar voces y sonrisas y lo que sea al teléfono.
Como tampoco es lo mismo el teléfono respecto a la posibilidad de poder encontrarte con esa persona, tranquilamente a tomarte un café y dejar que los minutos pasen sin problemas.
Pero como yo esa oportunidad no la tengo con muchas de las personas mas importantes de mi vida, no me queda otra que usar el teléfono, pero como tampoco quiero ser invasiva, pasa que no las llamo ni les escribo mails.. Entonces pasan meses sin tener noticias de ellas, meses, hasta que llegan esas fechas importantes en la que casi siempre querés  decir presente, acá estoy, sabés que no me olvidé de vos? y casualmente, esas fechas suelen ser las menos oportunas, porque hacés sonar el teléfono el día del cumple cuando esa persona está festejando con sus amigos,  con su familia, o en vísperas de Navidad, cuando a la cotidianeidad se suman los miles de preparativos para las fiestas etc, etc... 
Y si, creo que a pesar de todo tengo que sacarme esta teoría del teléfono que interrumpe o inventarme otro canal de comunicación para no terminar perdiendo las personas  que quiero de vista.
A ustedes con quien no hablo desde hace tanto tiempo! qué ganas de llamarlas tengo!...

jueves, octubre 07, 2010

Potpourri otoñal

Otoño?

En Roma estamos aún en pleno verano, aunque el almanaque nos diga que el otoño empezó hace casi 20 días... Mi balcón está lleno de polvo amarillo, lleno de polen. Y como hace calor y las habitaciones van ventiladas, la casa está también llena de polen, no importa donde mire, paso el dedo y lo levanto amarillito. Tampoco puedo pasarme la vida con el swiffer (el heredero del plumero) en mano, asi que renuncio y me hago amiga del polvo yo también...!


Ella y sus amigos

Maia tiene una amiga.. en realidad la tiene desde hace rato, pero solo ahora descubrí la fuerza de esa amistad.. Se llama Chloé, medio francesa, medio italiana. Ya desde el año pasado las maestras nos decían que estaban siempre juntas, ahora no solo están juntas las 8 horas que están en la guardería, están siempre juntas y de la mano. No se separan. No se, la veo tan chiquita que me parece casi imposible que ya tenga una amiga así!
Chloé a veces viene a casa, juegan solas, y después cenan juntas. Algunas veces soy yo quien la invito, y otras Maia se me adelanta, y cuando voy a buscarla me dice: Chloé viene a casa conmigo. Hace un par de semanas le vino un ataque de socialidad. Cada vez que iba a buscarla venía corriendo algún otro amiguito contento y me decia: io vengo con te!. (yo vengo con vos), entonces las maestras me decían que desde la mañana temprano lo había invitado a casa con cena incluída! (tiene 2 años y medio y ya me invita gente a casa!!!). Entonces hablamos, le dije que antes de invitar a alguien a casa me tenía que preguntar a mi, para que yo le preguntara a los papás.. Y me entendió!!! Tanto, y tan bien que todas las mañanas antes de ir a la guarde me decía pueden venir Chloé y Sofía, pueden venir Chloé y Federico (ahora me había redoblado la apuesta, ya no era uno, sino dos!) Tanto que una tarde volví con tres a casa!. Por suerte a veces la invitan también a ella!


Shopping entre viejas costumbres y nuevas tecnologías...

Después de mucho tiempo de querer tener una, antes del verano aproveché una oferta y LA compré. La metí en un cajón, esperé que pasara el verano y solo después que la casa estaba en orden la estrené.. Hoy hasta me animo a invitarlos a comer, porque cocino (o la que cocina es ella?) como los dioses y en poquísimo tiempo! El único problema es que Luna le tiene un poco de miedo y se esconde abajo del escritorio cuando hace ruido.

y para que no crean que pienso solo en la cocina, ayer me compré este juguetito, porque es solo eso, un juguete!... No lo niego, un capricho, con todas las palabras!


Con los pies en el sofá..

Con Max logramos ver dos películas en dos noches (casi record, gracias a que ella se cansa temprano de tanto jugar con los amiguitos!). Dos que buscan un Oscar como mejor peli extranjera, me quedan muchas mas para ver aún ..

La primera fue Carancho, super real, pero confieso que me dejó un sabor amargo terrible. Massimo repetía que no es posible que en Argentina los seguros paguen las indennnizaziones a los abogados y no directamente a los beneficiarios, mas allá de una firma que los autorize, pero es así y si no me equivoco, hasta a mi me pasaron alguna vez . De todos modos la recomiendo!...

La segunda fue Lula, el hijo de Brasil, que bien podría haberse llamado "La madre de Brasil", porque la película se centra en la fuerza de la madre de Lula (genial Gloria Pires!).

A las series agentinas, en este post me olvidé de algunas, como Para Vestir Santos, (en este link se pueden ver los capitulos online), y Lo que el tiempo nos dejó, que, como todo lo bueno, dura poco, porque fueron solo 6 capítulos de los que recomiendo mucho- mucho el de las Madres de Plaza de Mayo con Cecilia Roth (link), y poco poco el de Eva Perón con Laura Novoa.

Y ya basta, que este potpourri me está ocupando mucho tiempo..!