viernes, octubre 22, 2010

Llamo?, No, mejor no..

Yo no se en qué momento de mi vida en los últimos años empezé a pensar que el teléfono era algo completamente invadente, sobretodo cuando el que llama no tiene solo intenciones de hablar dos minutos, sino de sentarse en el sillón y conversar y contar cosas y escuchar al del otro lado. Porque cuando el teléfono suena, uno puede estar almorzando con amigos, o hablando con las maestras, o preparando la cena, o en una reunión... o haciendo tantas otras cosas que te hagan pensar en la inoportunidad del llamado justo en ese momento..
Se que esto es, en gran parte culpa del mail, al final, si quiero contarle algo a alguien es mas facil escribir un mail y despachar el alma, así el destinatario lo lee cuando esté libre y responde cuando esté mas libre aún.
Pero el mail NO es ni será nunca lo mismo a refrescar voces y sonrisas y lo que sea al teléfono.
Como tampoco es lo mismo el teléfono respecto a la posibilidad de poder encontrarte con esa persona, tranquilamente a tomarte un café y dejar que los minutos pasen sin problemas.
Pero como yo esa oportunidad no la tengo con muchas de las personas mas importantes de mi vida, no me queda otra que usar el teléfono, pero como tampoco quiero ser invasiva, pasa que no las llamo ni les escribo mails.. Entonces pasan meses sin tener noticias de ellas, meses, hasta que llegan esas fechas importantes en la que casi siempre querés  decir presente, acá estoy, sabés que no me olvidé de vos? y casualmente, esas fechas suelen ser las menos oportunas, porque hacés sonar el teléfono el día del cumple cuando esa persona está festejando con sus amigos,  con su familia, o en vísperas de Navidad, cuando a la cotidianeidad se suman los miles de preparativos para las fiestas etc, etc... 
Y si, creo que a pesar de todo tengo que sacarme esta teoría del teléfono que interrumpe o inventarme otro canal de comunicación para no terminar perdiendo las personas  que quiero de vista.
A ustedes con quien no hablo desde hace tanto tiempo! qué ganas de llamarlas tengo!...

3 comentarios:

.:. chiru .:. dijo...

quizá solo baste con preguntar (como suelo hacer yo con una mamá de dos críos pequeños) ¿llamo en un momento inoportuno? Decime y te llamo luego...

no?

Mai dijo...

Marce, me pasa lo mismo que vos. Encima a mi no me gusta hablar por teléfono! Entonces me pongo de acuerdo con mis amigas, y nos conectamos con la webcam. Hablamos nos vemos y perdemos la nocion del tiempo! jaja
Besos

Florencia dijo...

Ayy..cuan identificada me siento, ni que yo hubiera escrito esto! Tampoco me gustan los celulares, porque odio el concepto de "estar siempre disponible", me parece un mecanismo de control.
Aprovecho para agradecerte nuevamente por tu mail de aquella vez, en este momento estoy de visita en Buenos Aires y la balanza se inclino un poquito hacia Noruega, jaja. Igual sigo sonando con Italia, aunque sea para unas hermosas vacaciones. besos!