martes, diciembre 21, 2010

Una Navidad sin arbolito?

Y pasó Barcelona, siempre hermosa, viva, vivísima,  electrizante, llena de luces, que nos abrazó con una temperatura digna de primavera, para dejar bien atrás el triste noviembre romano de este año. Pasaron esos días en los que me di cuenta que las vacaciones de ciudad no siempre son adaptas a los niños pequeños (obvio Maia no los disfrutó muchísimo y pedía todos los días volver a SU casa...!).. Pero mas allá de eso, fue una experiencia, otras mas en esa ciudad a la que siempre quiero volver. Estuve con Sonia, que nos ofreció mucho mas que hospitalidad, amistad y compañía y mas de un toru de esos que solo quien vive una ciudad puede ofrecerte..
Y regresamos y  volví a la misma situación de antes, que me siento mal, que no tengo ganas de nada, que este año no me va tampoco la Navidad, y por ende tampoco el arbolito, ni nada que se le parezca. Y el, que repetía una y otra vez tratando de convencerme, Pero cómo!, hiciste el arbol con Maia cuando tenia, nueve meses  y también el año pasado... justo ahora que Maia entiende y es mas grande no lo querés hacer? Y aunque lo repetía una y otra vez, yo seguía firme en mi decisión...
Y pasó una semana y otra mas  hasta  que llegamos al domingo anterior a Navidad sin arbolito y sin ningún adorno en casa que hiciera el mas mínimo reclamo a la Navidad con un agravante: Maia el viernes volvió de la guardería con un adornito hermoso para el árbol -que no teníamos- que había hecho ella misma. Estaba tan orgullosa de su esfera que se la mostraba a todos los que venían a casa.  Y ni siquiera eso me movilizó... Entonces, EL, que nunca promovió el armado del un árbol de navidad en su vida, movilizado por el entrusiasmo de Maia, tomó la iniziativa, bajó a buscar el árbol y puso manos a la obra para cumplir el sueño de Maia de poner su adorno en su arbolito..
Y si, mi rechazo, mi falta de ganas al final lograron lo que jamás me hubiera imaginado. Maia y su papá, solos armando el árbol, y yo, sentada mirándolos desde el sofá!

lunes, diciembre 06, 2010

Momentos

No escribo en el blog desde hace mas de un mes. No hago clic con mi maquina de fotos desde hace mas de dos. No tengo ganas, ni intención de armar el arbolito de navidad este año, ni tampoco de festejar .
Depresión??.. Noo!
Estuve casi tres semanas enferma y encerrada en casa. Y ahora no quiero ni siquiera estar ahí!
En Roma llueve ininterrupidamente desde hace mas de un mes y desde ese mismo tiempo no veo dos días seguidos de sol.
Estoy desde hace mas de 15 días con el lavarropas (nuevo) roto, y no se cuando me lo traerán de regreso, ergo, tengo montañas de cosas para lavar, no obstante la buena voluntad y la ayuda de la suegra!..

O sea... necesito un cambio de aire, una bocanada de oxígeno, un poco de confidencias, un lugar nuevo, un poco de sol!.. o cualquier cosa que me renueve la energía!.
Así que no obstante todo los "contra", mañana partimos los tres a Barcelona...
Maia tendrá algunos sonidos diferentes, mas parecidos a los míos que a los de su papá...
Max festejará su cumple..
Y yo,  yo tengo casi garantizada mi cuota de confidencias, de amistad..y espero hasta un poquito de sol en el cielo!