lunes, febrero 14, 2011

Ya tres años..


Lo se que son frases hechas, pero cuando los miramos a ellos nos damos cuenta que de verdad el tiempo pasa volando!
Ayer festejamos el tercer cumpleaños de Maia..
Día de corridas preparando cositas saladas,  decorando la torta (por ahora resisto y sigo preparandola yo, esta vez con su ayuda, que no entendía que yo pretendia que los confites de chocolate escribieran su nombre y no iban fueran tirados arriba de la torta!).
Aprovechando el casi carnaval, invitamos a sus amigos a venir disfrazados, así ella podía darse el gusto de usar uno de sus dos super vestiditos (esta vez le tocó el de bailarina de flamenco, con flor roja y hasta con el bonus que solo por esta vez  te pinto los ojos y la boca - con manteca de cacao!!)  .. Y ahí estuvieron algunos de sus amigos de la guarde, los primitos, los amigos del mar.. y muchos otros mas.


Gracias mamá, gracias papá por la fiesta de cumpleaños.. repetía una y otra vez mientras volvíamos a casa, y siguió haciéndolo por el resto de la noche hasta que se durmió.. Estaba tan contenta con su fiesta que le parecía importante que nosotros lo supiéramos.
Y así nos pagó dos veces el esfuerzo. Por un lado divirtiéndose como siempre se divierte en las fiestas, por el otro con su gratificación expresa,  de la que me sigo preguntando: de quien lo aprendió?