viernes, marzo 11, 2011

Un pasado de 3288 días.

Esta semana de marzo, o estos días que van desde el 6 hasta el 13, tienen siempre un gran significado en mi relación con esta eterna, famosa, bellissima y amada Roma.
Es mi cumpleaños de amor con esta ciudad. Esos días en los que, a pesar de todo, me la imagino siempre con el cielo límpido, la calidez del sol, en los que los recuerdos de la sorpresa por encontrarme de frente a todos esos monumentos que nunca hubiera pensado de ver,   de la imagen de los brazos abiertos invitándome a quedarme y echar raíces.. el miedo de lo desconocido, pero la fuerza de pensar que no perdía nada con probar, solo ganaba un poquito de experiencia se mantienen vivos como si el tiempo y estos nueve años no hubieran pasado.
Y cuando en este período que festejo mi nuevo año romano hago balances, siento que, desde dentro, nace una sonrisa.. toda mía. Una sonrisa que,  estoy cierta, no es pasajera sino algo que me quedará por el resto de la vida.
Una mañana como hoy, hace nueve años, esperaba a alguien en la estación de tren de Roma, una estación que no hablaba mi idioma en la que circulaban miles y miles  personas de casi todo el mundo. Y no tenía miedo, solo entusiasmo por abrazarla y contarle todas las sopresas que esta ciudad me había regalado en 5 días de estadía. Y les juro que recuerdo cada momento, cada palabra de esa mañana como si de verdad no hubieran pasado estos 3.288 días.

1 comentario:

Yeyu dijo...

feliz cumple en tu amada roma-
y felicitaciones x el Tato en camino.
leerte es aprender a conocer y amar roma..