miércoles, noviembre 09, 2011

Un Gran Déjà Vu

La historia de las historias que se repiten, o de las crisis que me persiguen.

Si la historia personal se repitiera como se repiten las historias económicas, probablemente en un par de meses les contaria que decidi hacer las valijas para irme de Italia asi como hace 9 años me fui de Argentina. Esta vez con el peligro que la historia me persiga otra vez mas y alla donde decida ir, en el curso de 9/10 años pase lo mismo que hoy pasa en Italia y que pasó hace casi una década en Argentina. Es cierto que el entorno social no es el mismo, aca la gente no pasa hambre (por ahora) y las manifestaciones a masa no son una moneda corriente. Pero si hay muchas otras cosas en común: si a fines del 2001 casi todos los argentinos al levantarnos mirábamos los números de nuestro riesgo país, hoy los italianos al levantarse también miran numeritos, unos que se llaman spread  y que corresponden a la diferencia entre el rendimiento de los titulos italianos y alemanes, una especie de riesgo pais a la europea con la mamá alemana en vez del papá estadounidense de latinoamérica.
Si la historia poltica se  repitiera como se repiten las historias económicas, y no por nada hace 6 años escribí este post que hablaba de las similitudes entre Berlusconi y Menem y donde me preguntaba si también el premier italiano llevaria este país a la ruina como Menem lo hizo con Argentina, probablemente Berlusconi podría finalmente terminar atras de las rejas solo por un par de meses, para después volver a sentarse en las cómodas butadas del congreso italiano en no menos de dos años..
Y si, quizás con mas de 40 años, dos hijos, y una familia, lo mejor sea aceptar la realidad, la crisis, los riesgo pais-spread... y seguir como si nada de esto pasara.
Tanto, las historias siempre se repiten..


2 comentarios:

Mai dijo...

Marce tal cual! Yo me rio por no llorar... pero esa es la sensacion, con otras figuritas, pero el mismo resultado. Se siente como un gran déjà vu!

Esperemos que todo se resuelva... porque ahora para irnos a otro lado, somos mas que nuestra singular humanidad... andamos con familia a cuestas!!!

Besos

Marina dijo...

Me siento tan identificada con lo que escribis, que tristeza :( espero en algun cambio positivo como sucediò en Argentina en el 2003.