sábado, marzo 31, 2012

La Feria del Trueque

Los de Airbnb organizaron hoy la primer feria del trueque fuera de Estados Unidos, en Roma. Yo había recibido la invitación desde hace un par de semanas pero no le había dado mayor importancia, hasta que, casi sin planearlo, decidimos pasar llevando algunas pocas cosas que  estaban en casa sin usar desde hace mucho, y de las que podríamos deshacernos sin necesidad de traer nada a cambio. Al menos una era demasiado grande para estar mas contentos de desashernos de ella que de reemplazarla por otra cosa. Y ahì fuimos, los cuatro, Yo con la idea de dejo mis cosas y me voy, el con la idea de adonde me estás llevando.. y ellos dos, simplemente sin pensar  ni decir nada.
Cuando llegamos entregamos nuestros bártulos, y por cada uno nos dieron un ticket que valía para otra cosa. Maia estaba muy atenta cuando nos explicaban el procedimiento. Nosotros entregábamos x productos y teníamos derecho a elegir otros x..!.. Como no es seguro que eso que elegimos sea del mismo valor de lo que entregamos, lo importante no es tanto el valor, sino la utilidad, dejamos algo que no nos sirve, y quizás encontremos algo que nos puede ser útil.
La idea era tan nueva para Maia que hasta me preguntó, Mamá, nosotros cuantas cosas trajimos? Cuando finalmente entramos a la sala ella descubrió que había una zona de juguetes y entre ellos una lindisima casita de Barbie. La miró, me miró y me dijo: Nos podemos llevar esta?... Obvio, traerme una cosa tan grande no era mi idea, pero era tan linda ! Y así fue que cambiamos esa bodeguita de madera que nunca usamos por un lindo juego por Maia! Y todo no terminó ahi! ella había entendido tan bien el mecanismo que siguió eligiendo, y terminó con algunos rompezabezas, una carterita y otras cositas mas. Max eligió un par de libros y yo volví con dos lindas pulseritas.
Al final descubrimos que esto puede ser, mas allá de una salida a la crisis, un modo diverso de pasar el día, con incentivos para cada uno de los miembros de esta familia, algo divertido para hacer, porque uno sabe que es lo que lleva, pero lo que encuentra puede ser una sorpresa, un juguete, un libro, un cuadro, una pulsera, pero casi siempre algo inesperado!


No hay comentarios.: