miércoles, julio 03, 2013

El mejor papá del mundo!

Ese fue el titulo que Massimo se ganó en tres días de espontánea disponibilidad plena para sus hijos.
La semana pasada, y ya fuera de límites, nos planteamos qué hacer con Maia desde este lunes, ya que terminaba la escuela y no la habíamos inscripto (todavía) a ninguna escuela de verano. Con Marco, en vez no teníamos ese problema porque el tiene la guardería todo el mes de julio asegurada.
Y así, considerando tres propuestas diferentes, el dijo:
Yo podría quedarme en el mar con los chicos algunos días. 
Y si, en julio son muchos los niños italianos  que se instalan en el mar, pero casi siempre con abuelos, o mamás.. nunca vi con los papás! o "solo" con el papá.
La propuesta me parecía casi increíble. Sabemos lo que significa manejar desde la mañana a la noche una nena de 5 y uno de 2 apenas cumplidos. Encima sin compañía!
Le dije entonces: Podes quedarte con Maia, que es mas fácil, y yo me quedo con Marco y lo llevo a la guardería.
No, pobrecito!!, el también tiene derecho a estar unos días en el mar.
Y si, a este punto, con todo ese amor de papá que estaba ahí latente, no pude que decir:  Está bien, si pensas que podes, Adelante!, es más, te felicito!
Y así fue que esta mamá tuvo, sin querer, casi tres días de vacaciones completas.
Desayunos silenciosos, Mañanas sin corridas, Regresos a casa vacía y completamente ordenada.. Y sobretodo ese silencio, que hacía que los extrañara...
Ahora están a minutos de entrar de nuevo a casa. Todos ellos, elmejorpapadelmundo, Maia, Tato y hasta Lunita. Llenos de aire de sal, de sol mediterráneo, y de energías.. Y yo no no veo la hora de abrazarlos!