lunes, febrero 17, 2014

Mamás distraidas

Acá estamos Malena y yo.. 
Así como estamos cada mañana después de las corridas previas a la partida de los dos mas grande hacia la escuela, cuando puedo estudiarla tranquila con la primera luz de la mañana para descubrir como va cambiando... cuando puedo escuchar esos primeros sonidos, y adorar esas primeras sonrisas... 
Ella crece, cambia, se transforma, y para hacer bingo de tres sobre tres, es tranquila y feliz..!


Yo corro corro a la mañana desde que me levanto, trato de no olvidar nada, de tener todo bajo control, de encajar las piezas del rompecabezas familiar de la mejor manera posible.. A veces me sale,  otras no, Y entonces al principio me enojo por ser tan "atolondrada", por tratar de pensar en mil cosas a la vez y querer hacerlas rápido, por no pararme nunca para controlar los resultados...
Entonces una mañana mientras tratás de juntar dos o tres cosas para hacer, mientras subís y bajas del auto con el cochecito con Malena que-siempre-duerme-cuando-esta-afuera, que es casi como si no estuviera, pasa que cargas la nena en el auto, y te olvidas la base del cochecito en el medio de la calle porque tuviste que entrar del lado del acompañante. Y pasa que vas de ahí a otro lado, volves a bajar abris el baúl y te das cuenta que nunca lo subiste. Y te enojás por ser tan despistada/distraída/atolondrada.... Pero por suerte terminás riéndote unos minutos después cuando te das cuenta que nadie se lo llevó y ahí estaba en el lugar que lo habías olvidado...!

Y si, así somos las mamás distraídas!


Esta es una foto pendiente de inicios de enero...
Tres parecen tantos!... pero es tan lindo!