jueves, noviembre 13, 2014

Sabios consejos

No recuerdo cuál de mis maestras de la primaria me lo enseñó, solo recuerdo que lo repetía incansablemente, tanto que hasta me parece escucharlo, lo hacía mientras repartía las hojas para las pruebas de evaluación, caminaba fila por fila mientras decía: si hay algo que no entienden, que no pueden completar, sigan adelante, terminen, y al final vuelvan a intentarlo una vez mas.
Y así en cada evaluación, cada vez que estábamos todos con los nervios a flor de piel, en nuestras cabeza entraba este consejo.
Pasaron mas de 35 años desde que esa frase me persigue. Hoy mi mente la repite cada vez que me encuentro de frente a una dificultad, grande o pequeña que esta sea. Y me doy cuenta que eso que parecía un simple consejo para no hacernos perder tiempo podía convertirse casi en un modo de ver la vida, no importa cual sea la dificultad, lo importante es seguir siempre adelante!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hace mucho que te leo, nunca comento. Pero esta vez me pareció genial tu reflexión, tal vez era lo que necesitaba el día de hoy.
Así como vos, te acordas de lo que te decía tu maestra, a mi me quedo grabado algo que les dijo la maestra de mi hija en un fiesta del Jardín de infantes, tenían que salir a actuar y les dijo: vamos! nada de pollos mojados!! derechitos y con la cabeza en alto!!
Me pareció también una enseñanza para la vida, enfrentarla con la cabeza en alto! nada de achicarse.
Me encanta leerte. Lía

Maguita dijo...

Qué lindo, Marce, y qué importante ponerlo en palabras, poder volver al blog una y otra vez, aun cuando el frenesí de la vida nos lleve a hacer, hacer y hacer y ser productivas, y a pesar de que sea cada vez más difícil sentarnos a escribir por placer! besos enormes! hermosa reflexión!